ARTICLE TOP AD

Los disturbios en una marcha que dejan al menos 81 heridas

Un saldo de 62 policías y 19 civiles lesionadas resultó de los altercados que se produjeron en la protesta durante la conmemoración al Día Internacional de la Mujer que se organizó por movimientos feministas en México.

Este año la protesta fue realizada en medio de un clima de creciente crispación entre parte del movimiento feminista y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por lo que las autoridades habilitaron un dispositivo de seguridad de 1.700 mujeres policías y una extensa valla metálica que rodeaba el Palacio Nacional de México para protegerlo de las manifestantes del 8 de marzo.

ARTICLE INLINE AD

Los primeros disturbios se produjeron en el histórico Zócalo, frente al Palacio Nacional, donde los intentos de las manifestantes de derribar con martillos y palos las vallas para aproximarse a la sede presidencial acabaron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, que arrojaron gas de extintores sobre las mujeres y cargaron para dispersarlas.

Ambiente de tensión con Obrador

Según el gobierno mexicano, el muro fue instalado para evitar provocaciones, infiltraciones y ataques al Palacio Nacional, que sirve de despacho y casa presidencial de México, pero se ha convertido así en el último elemento de disputa entre el presidente y una parte del movimiento feminista.

Las manifestantes aprovecharon la instalación para escribir el nombre de cientos de mujeres víctimas de feminicidio en México.

Las críticas desde el movimiento feminista se habían vuelto a recrudecer desde que a mediados de febrero el mandatario respaldase la candidatura del exsenador Félix Salgado Macedonio para el gobierno de Guerrero, quien recientemente ha sido acusado de violación por dos mujeres.

El presidente mexicano considera que detrás de esas acusaciones hay motivaciones políticas y lamentó «que el movimiento feminista sea utilizado con otros fines».

«Si Salgado es gobernador, legitima y normaliza la violencia sexual contra las mujeres», declaro Patricia Olamendi, abogada feminista que representa a Basilia Castañeda, una de la mujeres que señalan al político.

En un vídeo, Obrador se defendió de las diversas críticas provenientes del feminismo: «Yo no soy machista, estoy a favor del derecho de las mujeres y estoy a favor de la igualdad».

La violencia contra las mujeres es un tema especialmente preocupante, ya que México es el segundo país de América Latina con más crímenes de mujeres por razones de género, solo por detrás de Brasil, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

El país cerró el 2020 con 3 mil 723 muertes violentas de mujeres, sumando feminicidios y homicidios dolosos.

Por: Evangelina Benavides Ramírez

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − 5 =