Por: Aurimar Carmona

Una de las cosas que nos enseña la palabra de Dios para alcanzar nuestras metas en ponerlo a Él de primer lugar en todo; esta es la principal clave para avanzar con pasos firmes en la vida. Además en el libro de Josue 1: 7-9 dice:  «Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Este pasaje nos enseña que debemos esforzarnos por querer las cosas que queremos en la vida, pero con rectitud y conocimiento; rectitud es hacer las cosas a luz de la justicia, en cuanto al conocimiento se refiere a leer, entender y poner en práctica las escrituras bíblicas, porque de esta manera nos ayudará a caminar en sendas de verdad y amor.

Para triunfar en la vida no es necesario llevarse por delante a los demás o pisotearlos como hacen algunos; Dios tiene para cada uno de nosotros la porción que nos corresponde. Muchas veces tenemos miedo a lo desconocido; comp invertir en un nuevo negocio; o cambiar de trabajo para no salir de nuestra zona de confort; pero si tenemos presente que Dios siempre está con nosotros; nos permitirá avanzar sin temor para cumplir nuestros sueños y metas, que si el señor lo puso en nuestro corazón de seguro están dentro del propósito de vida. A partir de hoy cada plan, meta o proyecto ponlo en manos de Dios; porque Él tiene grandes cosas para ti que ni siquiera imaginas. Dios te bendiga!