ARTICLE TOP AD

MOSCÚ (Sputnik) — Filipinas no recurrirá a un conflicto armado con Canadá para resolver el problema de la entrada ilegal de basura en el territorio filipino, comunicó el canal GMA NEWS al citar una declaración emitida por la residencia presidencial del país.

El mandatario de Filipinas, Rodrigo Duterte, la semana pasada amenazó con «declarar una guerra» a Canadá por haber convertido su país «en un basurero».

La polémica surgió tras la publicación en los medios acerca de que empresas privadas canadienses trasladaban basura al territorio filipino.

ARTICLE INLINE AD

Pese a las protestas de los ecologistas, las autoridades de Canadá se negaron a traer la basura de vuelta al país bajo la excusa de que no podían obligar a estas empresas.

El portavoz del Gobierno filipino, Salvador Panelo, aclaró que las amenazas de Duterte lo fueron en «un sentido figurado» que expresaban «una gran indignación» y señaló que Filipinas no planea romper las relaciones diplomáticas con Canadá.

La Embajada de Canadá en Filipinas se mostró dispuesta a cooperar con las autoridades filipinas para solucionar el tema de la basura.

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + dos =