ARTICLE TOP AD

MADRID (AFP).- El líder opositor venezolano Juan Guaidó llegó hoy a Madrid y desató una tormenta política en el país. La capital de España es el quinto destino en la gira que Guaidó realiza actualmente por Europa, tras visitar Londres, Bruselas, Davos y París, donde mantuvo una reunión con el presidente Emmanuel Macron.

Se esperaba que el parlamentario de 36 años, a quien reconocen como presidente encargado de Venezuela más de 50 países, entre ellos España, fuera recibido por el presidente Pedro Sánchez . Sin embargo, el líder de la coalición de izquierda que gobierna desde principios de enero prefirió no reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y delegó el encuentro a la ministra de Exteriores, Arancha González.

En la cita, González le trasladó «al presidente encargado el pleno respaldo del gobierno de España a su figura» y el deseo de España de generar «condiciones para la celebración de elecciones presidenciales con garantías democráticas», según un comunicado de su oficina.

ARTICLE INLINE AD

La decisión de Sánchez desató un fuerte choque entre el Gobierno y la oposición y también provocó un distanciamiento entre los expresidentes y referentes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Felipe González -que apoya a Guaidó- y José Luis Rodríguez Zapatero, quien respaldó al Presidente. Convocatoria masiva

Miles de venezolanos que residen en Madrid se acercaron a Puerta del Sol, en el centro de la capital, para mostrar su apoyo al principal opositor del régimen de Nicolás Maduro. Allí, Guaidó recibió la Llave de Oro del ayuntamiento de Madrid, gobernado por el Partido Popular (PP), de centroderecha.

El presidente interino agradeció «en nombre de los venezolanos humildes» y agregó que el gesto mostraba que «los venezolanos no [están] solos» en la lucha por la libertad. Luego, se dirigió a la multitud: «Venezuela va a ser libre muy pronto, y con ella la región. Tenemos que pararnos firmes con nuestros valores, pararnos firmes por Venezuela».

«Les pido algo a todos: unión. Sé que hemos cometido errores, pero tenemos que seguir unidos porque la oportunidad hoy sigue. Tenemos la posibilidad de recuperar a Venezuela porque estamos juntos, claro que podemos hacerlo», arengó Guaidó durante el acto. Presión interna

Guaidó no es reconocido como presidente interino de Venezuela por el partido Podemos, que integra la coalición de gobierno. El jueves pasado, el secretario general del partido de izquierda y actual vicepresidente segundo del Gobierno de España, Pablo Iglesias, declaró que Guaidó era «un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela» y que le parecía bien que fuera recibido por la ministra González.

Podemos no esconde su afinidad con el chavismo. El año pasado, Pablo Echenique, por entonces líder del partido de izquierda, criticó la decisión de Sánchez de reconocer a Guaidó como presidente interino.

Por su parte, Sánchez evitó pronunciarse directamente sobre la falta de un encuentro con Guaidó, pero mostró su compromiso con una salida por «la vía democrática» a «una crisis compleja, que va a exigir de diálogo» en Venezuela, al ser consultado hoy por la prensa. El mandatario aprovechó la ocasión para criticar a los principales partidos opositores, Ciudadanos, Vox y el PP, que expresaron su apoyo a Guaidó: «Lamentablemente, la oposición conservadora en este país utiliza Venezuela contra el Gobierno».

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − seis =