ARTICLE TOP AD

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, rechazó este domingo dar su visto bueno a un nuevo referéndum de independencia en Escocia, mientras que el Partido Laborista, primero de la oposición en el Reino Unido, sugirió que no intentaría «detenerlo».

La cuestión de una nueva consulta ha entrado en la campaña electoral británica después de que la ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, avanzara esta semana que solicitará a Londres las competencias para organizar un plebiscito tras las elecciones generales del 12 de diciembre.

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =