ARTICLE TOP AD

La investigación de las ramificaciones del caso Odebrecht en Perú ha dado un paso más con las declaraciones de Jorge Barata, exdirector ejecutivo de la constructora brasileña en el país andino, quien confirmó que la compañía destinó fondos de la contabilidad paralela a las campañas electorales de los expresidentes peruanos Alan García (2006), Ollanta Humala (2011) y Pedro Pablo Kuczynski (2016).

García se suicidó la semana pasada cuando iba a ser detenido por su implicación en la trama, Humala ya ha pisado la cárcel y Kuczynski se encuentra en una clínica privada por una afección cardíaca a la espera de cumplir tres años de prisión preventiva.

Esos pagos engrasaron, según el testimonio de Barata, también la maquinaria electoral de Alejandro Toledo, cuando este ya había dejado la presidencia y se disponía disputar de nuevo el poder en 2011, de la excandidata presidencial Lourdes Flores (2006 y 2010) y de la líder opositora Keiko Fujimori (2011), que también está privada de libertad.

ARTICLE INLINE AD

Barata corroboró además la aportación de tres millones de dólares a la campaña publicitaria para evitar la destitución de la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, en 2013.

Detalló que la constructora pagó sobornos a García a través de un testaferro para garantizar la obtención de concesiones de obras públicas y que pagó a Toledo 27 millones de dólares, hasta 2011, cuatro años después de haber dejado el Gobierno. Una parte fue a su campaña electoral, de acuerdo con el portal IDL Reporteros.

Los 27 millones de dólares fueron entregados a través de cuentas del empresario y amigo de Toledo Josef Maiman, investigado y procesado junto al expresidente por lavado de activos.

Odebrecht le entregó 27 millones de dólares en sobornos a Toledo por la carretera Interoceánica Sur, según Barata

GOBERNADORES PERUANOS  FUERON SOBORNADOS 

AFP

Jorge Barata declaró ayer a fiscales peruanos que la empresa brasileña sobornó a gobernadores del país andino para obtener contratos de obras públicas.

Barata “ha corroborado el pedimento de un soborno del 3 por ciento del valor referencial de la obra” (una ruta) por parte del entonces gobernador del Cusco (2011-2013), Jorge Acurio, dijo el fiscal peruano Germán Juárez, en el tercer día de testimonios del exhombre fuerte de Odebrecht de Perú en la sede de la procuradoría federal en Curitiba, sur de Brasil.

“Ha sido la más corta de las diligencias, él ha corroborado datos”, resumió Juárez.

El soborno pagado al gobernador del Cusco ascendió a tres millones de dólares por el contrato de 100 millones de dólares por la construcción de la llamada “Vía de Evitamiento”, según había revelado Odebrecht en 2018 a la Fiscalía peruana.

De ese monto, Acurio, quien está detenido por este caso, recibió 1,5 millones de dólares y el resto fue repartido entre otros funcionarios del gobierno regional, según la prensa limeña.

Esta ruta es popularmente llamada ahora “vía de la muerte” por el mal estado en el que se encuentra.  

Barata también confirmó la existencia de un cartel de empresas peruanas, llamado el “club de la construcción”, que se repartía licitaciones pagando sobornos. 

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =