ARTICLE TOP AD

Desde Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala caminan con destino a los Estados Unidos miles de migrantes que escapan de la violencia y pobreza existente en esos países. Transitaron sin obstáculos hasta que llegaron a la frontera con México donde encontraron las puertas cerradas y la condición de dejarlos pasar siempre y cuando se ajustaran a las leyes mexicanas.

Los migrantes, mediante una carta, solicitaron la autorización del presidente López Obrador para que les permitiera transitar hasta llegar a la frontera de los Estados Unidos a fin de pedir asilo en ese país. El gobierno del presidente López obrador les ofreció ingresar a México de manera segura, ordenada y regulada y, para los que quisieran, cuatro mil empleos en alguno de los programas sociales. La oferta fue rechazada.

Los centroamericanos esperaron algunas horas la respuesta a su solicitud de tránsito en el puente internacional Rodolfo Robles y, ante la negativa a su demanda, unos dos mil, hombres, mujeres y niños decidieron ingresar a México cruzando el Rio Suchiate, donde fueron detenidos por agentes de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional de Migración (INM).

ARTICLE INLINE AD

La mayoría de los migrantes fueron contenidos y otros detenidos por la GN con gas lacrimógeno, que fue respondido con piedras e insultos. El saldo fue de al menos cinco elementos descalabrados de la GN, así como algunos migrantes lesionados. La situación es tensa. (La Jornada, 21 de enero de 2020)

La frontera sur hoy es de alto riesgo ante la demanda de miles de centroamericanos que quieren pasar por México para llegar a Estados Unidos y cumplir su sueño.

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 3 =