ARTICLE TOP AD

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, bajó este jueves el tono frente al Parlamento, los gobernadores y los alcaldes, a los que se mantiene enfrentado por el combate al COVID-19, y planteó un amplio diálogo para «vencer esta crisis».

Bolsonaro encabezó desde Brasilia una reunión telemática en la que participaron miembros de su gabinete, gobernadores, alcaldes y representantes de la cámaras legislativas, y en la que, en sus primeras palabras, se mostró sereno, aunque preocupado por el avance de la pandemia en el país, hoy uno de los más afectados del mundo.

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 7 =