ARTICLE TOP AD

Gustavo V.A., que sería el autor del asesinato y del descuartizamiento de una familia de bolivianos en Sao Paulo, Brasil, capturado ayer por la Policía, fue presentado hoy ante los medios de comunicación en Santa Cruz.

Confesó ser el autor del crimen y dijo que el padre de la familia le debía dinero y que por eso lo mató junto a la esposa. Sin embargo, relató que al hijo de la pareja asesinada lo mató dos días después.

«(El padre de la familia) me debía dinero (…). Al niño lo maté dos días después de haber matado a sus padres. No sabía qué hacer, lloraba mucho y preguntaba por sus padres», expresó ante los medios de comunicación. 

ARTICLE INLINE AD

Según el informe policial, Gustavo deambuló por tres semanas, viviendo en distintos alojamientos en los cuales se registraba con una cédula de identidad falsa. Se hizo crecer el cabello y el vello facial para cambiar su apariencia.

Alquiló una vivienda en el Séptimo Anillo, donde se estaba por alrededor de un mes, hasta que lo encontraron.

Gustavo hizo una llamada a su hermano. La Policía tomó conocimiento de esto e hizo el trabajo técnico de localizar el origen del contacto. Se encontró la vivienda del prófugo y con ayuda del dueño del inmueble se logró la captura.

Los cuerpos fueron encontrados la primera semana de enero descuartizados y empaquetados en tres maletas dentro de una casa.

Las víctimas, que estaban desaparecidas desde el 23 de diciembre, son Jesús Reynaldo Condori Sanizo, de 39 años, Irma Morante Sanizo, de 38 años, y Gian Abner Morante Condori, de 8 años de edad.

Los cuerpos llegaron Bolivia el pasado 15 de enero. Irma y Gian fueron enterrados en La Paz, mientras que Jesús Reynaldo fue sepultado en el municipio de Achacachi.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que Gustavo, será puesto a disposición de la justicia brasilera en las próximas horas.

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =