ARTICLE TOP AD

Desde este viernes 19 de abril se vienen juntando 3 conmemoraciones juntas de manera poco usual. 2,500 millones de cristianos han iniciado las celebraciones de semana santa y 15 millones de israelitas la de sus pascuas (Pesaj), pero esa fecha es una que marca, igualmente, el inicio de una de las mayores muestras de resistencia y sacrificio contra el holocausto nazi.  Del 19 de abril al 16 de mayo se conmemora el 76 aniversario de la rebelión del gueto de Varsovia, uno de los episodios más heroicos de la resistencia antinazi, durante la II Guerra Mundial.

 Hitler inició dicha conflicto bélico, el más sangriento de la historia universal, al invadir Polonia en 1939. En su capital se creó un barrio herméticamente cerrado donde se llegaron a recluir 450,000 judíos, una etnia que en su mejor momento llegó a representar un cuarto de todos los polacos.Tras que solo quedaba un 10% de esa población en dicho gueto (pues la mayor parte había sido transferida a campos de exterminio donde serían gasificados o asesinados 6 millones de judíos, aunque también gitanos, izquierdista y sindicalistas), es que un millar de combatientes judíos con pocas y rudimentarias armas (muchas de ellas caseras) pudieron ofrecer 4 semanas de pelea al mayor ejército de aquella época (el de Hitler que dominaba desde el Volga a los Pirineos y que había hecho que menos del 10% del continente europeo no estuviese dominado por él o sus aliados).La dirección del levantamiento del gueto correspondió a Mordechai Anielewicz y su “Organización Judía de Combate”, quienes pertenecían al ala socialista y marxista del sionismo que propugnaban crear un estado binacional hebreo-árabe en lo que era el mandato británico de Palestina.

También en esa lucha se destacaron la “Unión Militar Judía” compuesta por antiguos oficiales yiddish del ejército polaco y otros miembros de otras organizaciones.Los alzados no tenían en la realidad ninguna posibilidad de triunfar y todos los 55,000 habitantes que quedaban en ese gueto fueron muertos o transferidos a campos de exterminio. Sin embargo, su gesta heroica inspiró al año siguiente a que se levantase toda Varsovia y a que crezcan las fuerzas que dos años después terminarían derrocando al nazismo en toda Europa.Los insurgentes judíos de entonces usaban la estrella de seis puntas como su símbolo pues esta era la marca que Hitler colocaba en la solapa a todos los miembros de su etnia. 

ARTICLE INLINE AD

Nuestro respeto y admiración por todos esos valientes, así como por los millones que lucharon contra los genocidios. La mayoría de los judíos del mundo hemos tenido numerosos antepasados nuestros quienes fueron asesinados en la única vez en la historia que se emplearon cámaras de gas para aniquilar a todo un pueblo. A todos ellos rendimos nuestro homenaje. Nunca más debe permitirse que ninguna etnia en el mundo sea discriminada o exterminada. Todas ellas deben merecer consideración.

Isaac Bigio Analista internacional

ARTICLE BOTTOM AD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + siete =